Páginas

viernes, 26 de agosto de 2011

Slalom II en la Bahía de Pollensa

20 de agosto, entró el embat en la bahía de Pollensa y se pudo navegar unas horas, de las cuales hubo una hora que el térmico apretó, el resto estuvo bien aunque hubo que remar algunas veces para salir al planeo.

Referente a mi vela, estoy contentísimo como zumba la muy canalla y como aguanta el planeo cuando se esfuma el viento.

Como recuerdo de este día a parte de la disfrutada navegando, me traje una picadura de medusa. Joder!! hacía mucho tiempo que no me picaba una, ya no recordaba ese dolor que parece que te tiran aceite hirviendo, la muy jodía  me dejo unas buenas marcas, incluso una de las marcas ensangrentadas.
Malditos bichos!

Dejando de lado las medusas aquí va otro vídeo

domingo, 21 de agosto de 2011

25kt en el mes de agosto

Este post es del día 8 de agosto que entro una buena ventada en la Bahía de Pollensa y pude navegar con material pequeño, no se cuantas horas estuve en el agua pero las manos las tenía despellejadas, desde luego fue un gran día para recordar.

Menudo verano, he navegado mas, con material pequeño, que con el material de slalom, una gozada! podría ser así cada año.

Unas fotos que hice para el recuerdo










La imagen de una gráfica donde registra el viento del día




martes, 16 de agosto de 2011

Slalom en la Bahía de Pollensa

Este sábado  ha entrado un buen embat en la bahía de Pollensa y he aprovechado para hacer un poco de vídeo.    Por fin he podido sacar el jugo a mi nueva vela ya que no había tenido oportunidad de navegar con ella desde que la compré el año pasado. La había montado un par de veces pero cuando decidía meterme en el agua, Murphy hacía acto de presencia.

El vídeo está editado con youtube, no es que sea gran cosa pero te permite cortar y pegar. 


viernes, 5 de agosto de 2011

Viaje a la meca del windsurf

Cuando vas acercándote a su localidad empiezas a sentir el viento, a ver sus gigantes blancos agitar sus brazos y a ver un mar enfurecido. Es Tarifa ! El levante hacía acto de presencia.

Tenía muchas ganas de navegar por estos rincones del sur y conocer Tarifa, de la que tanto había oído hablar.

Es una peregrinación de gente, con su furgonetas repletas de tablas y velas, rulotes, turismos cargados hasta los topes, cada uno se lo montan a su manera y como puede, con el único objetivo de navegar y pasarlo bien todos los días que sean posibles.

Live and let live

Y es que después de navegar, de sentir la fuerza del viento, me sentía tan bien, mi cuerpo se había cargado de toda esa energía que el viento y el mar desprende, era feliz!

Nuestras estancia en Tarifa fue la última semana de mayo y pude navegar 3 días con levante fuerte, los dos primeros días y el último para que me marchase contento y con ganas de volver, la previsión se cumplió tal y como era previsto. Yo esperaba más días de viento, pero ya sabemos los que practicamos deportes que depende de la climatología que no siempre es cuando uno quiere y puede.

El resto de días sopló de poniente flojo que fue perfecto para hacer turismo con la familia y conocer toda la costa hasta llegar a Cádiz, contemplar las playas, kilómetros y kilómetros de arenales vírgenes. Bolonia, Zahara de los Atunes, Barbate, Caños de Meca , Cádiz y el Faro de Trafalgar donde al fijar la mirada al horizonte te transporta a la famosa batalla naval de 1805 que libró España, Francia e Inglaterra.


Diario de navegación:

Día 1

Nada mas llegar a Tarifa ( la dos del medio día ) y viendo el vendaval que hacía, mi cara era toda una sonrisa y lleno de felicidad. Teníamos que instalarnos pronto, descargar parte del cargamento que llevábamos e ir rápido a la playa, por si dejaba de soplar el viento ( costumbres de Mallorca ), eran las ocho de la tarde y todavía había gente navegando a todo trapo.

No se cuantos nudos debía hacer pero en la playa era difícil estar si no estabas protegido por algún montículo o algo que parase la arena, ya que si no esta te golpeaba el cuerpo y se te clavaba como alfileres.

El material que utilicé ese día fue una tabla 77 litros y 4.2 de vela.

Día 2

El levante seguía en marcha y con fuerza, había que aprovecharlo porque se acababa el buen tiempo y venía la calma.
Después de levantarnos y desayunar bien, nos dirigimos al spot. Empiezo a motar la vela ya mas tranquilo, sin estrés y tomándome mi tiempo. El día estaba nublado, incluso cayeron algunas gotas, pero el viento era infernal.

El material utilizado ese día fue una tabla 77 litros y 4.2 de vela. Perfecto!!

Día 3

El poniente nos dejo el día anterior y comenzaba a entrar de nuevo el levante. Este era nuestro último día en Tarifa y quería aprovecharlo. La previsión era que entraría flojo por la mañana aumentando al mediodía  ( lo clavan ) así fue!
Esa mañana después de desayunar y recoger todos los bártulos no fuimos a la playa donde salí con 6 metros de vela y 100 litros de tabla las 2 primeras horas, después tuve que cambiar la vela y la tabla por la de 5 metros y 77 litros, todo un lujo.

Video de imágenes con la cámara a bordo